PASEO LA PLAZA

Tras la necesidad de optimizar el espacio disponible para el desarrollo de la fachada se decidió modificar la configuración de la cartelería e imagen del complejo bajo los conceptos de contención y unidad, permitiendo un mejor aprovechamiento con la mínima ocupación.

Esta modificación en las proporciones se completó mediante el uso de perfiles de aluminio y madera en colores neutros, en conjunción con tecnología led en iluminación, de matices variables, reforzando la presencia e importancia del complejo en la ciudad.

La culminación en PB de la nueva marquesina se completó con un nuevo espacio de uso público que funciona como atrio-llegada encuentro-salida durante los eventos o simplemente como punto de encuentro. El mismo fue resuelto de forma complementaria al mantener las líneas y lenguaje propios de la fachada.