ILLY CAFÉ

La intención del diseño fue crear un espacio de encuentro y degustación, pero también de lograr un entorno único, donde se reúnan transeúntes y espectadores que aprecien la costumbre argentina de tomarse un buen café.

Partiendo de la preponderancia del color, impronta indiscutida de la marca, se resolvió complementarla a partir del uso del lenguaje purista, en el cual las líneas simples y esbeltas se contrastasen con la exuberante textura presente en muros y revestimientos.

Para culminar el proceso, la iluminación fue otro punto de vital importancia a la hora de definir el proyecto, utilizada para destacar tanto la vajilla de autor como para recrear un clima de intimidad y encuentro.